COMO EN CASA, PERO CON LA ATENCIÓN PROFESIONAL QUE NECESITA

INSTALACIONES

Nuestro centro le ofrece unas modernas instalaciones en las que podrá disfrutar de la comodidad, tranquilidad y bienestar que precisa. Disponemos de 98 plazas para personas válidas o con altas necesidades asistenciales. Las habitaciones, dobles e individuales, cuentan con todos los servicios que precisa una persona mayor o con dependencia, además de espacios comunes que favorecen tanto las relaciones personales como los momentos de intimidad.


En nuestro comedor se sirven menús elaborados por un profesional de la nutrición y cocinados como siempre, con ingredientes de aquí, en nuestra propia cocina, lo que facilita la elaboración de dietas individuales.


Los amplios salones permiten desarrollar todas las actividades de nuestros programas en un ambiente luminoso, cálido y con amplias vistas. Disponemos de espacios comunes más íntimos que le van a permitir tener su lugar más propio en el que leer un buen libro o atender a sus familiares y visitas.


Un gran edificio y unas magníficas instalaciones en un entorno privilegiado. Los amplios jardines y zonas verdes le permitirán disfrutar de agradables paseos y las vistas que nos ofrece el estar rodeados por la naturaleza.

ALOJAMIENTO Y ZONAS COMUNES

  • Habitaciones dobles e individuales perfectamente dotadas.
  • Baños geriátricos con todas las ayudas técnicas.
  • Espacios comunes amplios y luminosos.
  • Salas para visitas y espacios de lectura.
  • Terrazas, zonas de paseo y espacios verdes.
  • Cocina propia y amplio comedor.

SERVICIOS DE ATENCIÓN ESPECIALIZADA

  • Servicio de atención y consulta médica y de enfermería.
  • Instalaciones para la atención individual y grupal de fisioterapia.
  • Salones individualizados para los talleres de los programas de autonomía personal.
  • Atención de peluquería y podología.
  • Atención presencial de nuestro personal en todas las instalaciones.

DÍGANOS QUÉ NECESITA Y LE DAREMOS UNA SOLUCIÓN

Amamos las catedrales antiguas, los muebles antiguos, las monedas antiguas, las pinturas antiguas y los viejos libros, pero nos hemos olvidado por completo del enorme valor moral y espiritual de los ancianos.

Lin Yutanng

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con funcionalidades analáticas para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies.

Uso de cookies